DE LOS PROBLEMAS SIEMPRE PODREMOS ESPERAR OPORTUNIDADES 

EL PROBLEMA

Eran las 4 de la tarde del 13 de marzo de 2020, había llegado en la madrugada de un viaje al exterior y había podido evidenciar en carne propia el sentimiento de zozobra por el efecto de la pandemia del Coronavirus con el que me encontré a mi llegada al país. En mi agenda estaba previsto regresar el lunes 16 de marzo, pero tuve que adelantar el vuelo previendo las restricciones y cierres de fronteras que estaban implementando muchos países.

Era un nuevo escenario a nivel mundial que ya nos habia alcanzado y que iba a afectar nuestras empresas. Esa misma tarde conversando con mi esposa para tratar de decidir las acciones a tomar con nuestra empresa -que opera una sede de la franquicia Gymboree en Bogotá-, ya que nos enfrentábamos a una situación para la cual no estábamos preparados,  dado que nuestro modelo de negocio era totalmente presencial, y aunque en ese momento no se habían tomado decisiones de aislamiento a nivel gubernamental, si entendíamos que nuestros clientes iban a dejar de asistir al centro de estimulación, y ahora la gran pregunta era ¿cómo podríamos sobrevivir como empresa a varios meses sin ingresos?; era una situación que no solamente nos afectaba a nosotros en Colombia sino a otras 15 franquicias del programa Play & Learn, y 3 Jardines Infantiles Gymboree. Estas son empresas pequeñas con un promedio de 6 empleados cada una, pero que sumadas, representan mas de 100 empleados.

 

  PENSANDO EN LAS OPORTUNIDADES

Mi esposa recordó en ese momento un taller de escenarios futuros que había realizado hacia pocos días con el grupo de la Comunidad BestExperts al cual pertenezco como pionero, y en donde habían retado su modelo de negocio con la frase … “¿y que pasaría si tus clientes no volvieran al centro de estimulación? “, la frase de ella fue: “en ese momento me pareció que era una pregunta demasiado drástica y que incluso nunca iba a suceder, ¡pero hoy lo estoy viviendo ahora!”. El resultado de esta conversación tenía que confluir en ¿Qué decisión íbamos a tomar?, siendo todas las opciones preocupantes y con alto riesgo. Surgieron las preguntas, como: ¿Seguimos operando y nos arriesgamos a que se produzca un contagio en nuestras instalaciones que afectaría a nuestros clientes, empleados y a nosotros mismos?,¿Cerramos la operación para proteger a nuestros clientes y empleados?, pero entonces … ¿Cómo les pagamos porque no vamos a tener ingresos?, ¿Cómo pagamos el arriendo?, ¿Impuestos?, y además de lo anterior, todo nos llevaba a otra situación: nuestros clientes pagaban por adelantado por un paquete de clases, y en términos operativos, teníamos una deuda con ellos, así que nos veíamos enfrentados a una situación en la que no podíamos incumplir nuestra propuesta de valor.

Era el peor escenario que podíamos esperar, y como suele suceder no estábamos preparados. Evaluando las opciones, mi esposa preguntó: ¿Cómo podríamos lograr que nuestros clientes siguieran con nosotros, minimizar las perdidas y mantener a nuestros empleados? 

 

EL CONTEXTO

Durante muchos años yo he trabajado como consultor manejando temas de emprendimiento, y el último año he hecho parte de la comunidad BestExperts, y como socio de una empresa que instalaba infraestructura para dictar cursos de educación virtual en áreas con poca o nula conectividad. Reuniendo mi experiencia y operativa de mi esposa en Gymboree, logramos construir una alternativa de solución para exponerla al resto de franquicias, que consideramos totalmente disruptiva. La idea no era nueva, pero significaba cambiar al menos temporalmente el modelo de negocio de una forma radical. Pero aun así, seguían las preguntas: ¿Qué pasaría si cambiábamos la operación presencial por una operación virtual? ¿Estábamos preparados para eso? ¿Contábamos con las herramientas necesarias? ¿Teníamos contenido disponible?

 

CONSENSUANDO LAS IDEAS

En ese momento solicitamos una reunión con la franquicia master en Colombia y le expusimos brevemente la idea. Inicialmente nos expresaron varias dudas y nos informaron que estaban citando a videoconferencia a todas las franquicias porque estaban evaluando como dar respuesta a la situación actual y que no habían evaluado alternativas para continuar operando, pero que lo iban a considerar y exponer. Al día siguiente, Domingo muy temprano se inició la reunión con todas las franquicias a nivel nacional, las opiniones fueron muy diversas, desde seguir operando hasta que el gobierno tomara medidas o cerrar inmediatamente. En medio de la reunión, que se extendió por varias horas, nos enteramos de la decisión del gobierno decretado la suspensión de actividades en las universidades y colegios públicos, esto como era de esperarse, motivo la decisión de cerrar actividades con clientes inmediatamente. El sentimiento general de zozobra fue visible en cada una de las franquicias, incluso con frases como: “¡nos vamos a quebrar!”. En ese momento, se inicio la fase de evaluar alternativas, y fue la oportunidad para presentar la alternativa que habíamos construido en borrador, sin imaginarnos cuando la presentamos, fue bien recibida y muchos aportes se dieron de todas las franquicias, era algo nuevo para todos, a excepción de mi esposa y yo, ninguno de los oros participantes de las demás franquicias tenían experiencia en educación virtual, se expresaron muchas dudas, como era de esperarse, pero era un posible camino para la supervivencia de todas las empresas.

 

LA SOLUCIÓN

Esta reunión inicial generó una avalancha de reuniones virtuales en los días siguientes, las fortalezas de cada una de las directoras de los centros generaron una estructura de organización colaborativa y de planeación, en muy poco tiempo se determinó cuales serian los contenidos necesarios y la metodología de implementación. Se decidió abordar todo desde la transformación digital y generar contenidos en videos de 15 minutos donde se mostrarán elementos de las clases presenciales, pero al mismo tiempo dando sugerencias de como reemplazar los elementos físicos disponibles en los gimnasios de estimulación, por elementos cotidianos existentes en nuestras casas. Cada una de las empresas de la franquicia, recibió del equipo de coordinación, responsabilidades en la producción de contenidos, diseño de la imagen corporativa y demás elementos, para este nuevo modelo de negocio. 

Demasiados eran los retos a los que nos enfrentábamos, desde no tener ninguna experiencia para transmitir conocimiento a través de una cámara, eso de actuar, hablar, expresar lo adecuado, etc…, ni mucho menos preparar guiones, editar videos (los primeros videos quedaron de tamaños inmanejables), y no contar con otros tantos elementos claves como, por ejemplo, tener una imagen corporativa para el portal. Lo único cierto es que teníamos un portal vacío sin contenidos con el logo corporativo de Gymboree y nada más.

A lo largo de esa semana fuimos produciendo videos, el animo de todas las empresas fue cambiando y se convirtió en una bola de nieve que ya nadie podía parar, las docentes con la camiseta puesta enamoraron las cámaras, aprendimos a crear guiones efectivos, nos hicimos amigos de los programas de edición y video, y se creó una imagen nueva con una línea llamativa: “Gymbo Contigo”, dos palabras que expresaban nuestra intención, “estando en casa Gymbo te acompaña para hacer más ameno y agradable tu tiempo, y a través de un medio digital te damos ideas creativas con actividades que puedes realizar tú mismo”. Aprendimos y desarrollamos habilidades que nunca nos imaginamos podíamos lograr, trabajamos en equipo, nos apoyamos como personas y como empresas, se fortalecieron sinergias que ya existían, pero que necesitaban nuevo aire, y lo mas importante sentíamos que teníamos una alternativa.

El siguiente fin de semana fue un carrusel de reuniones, verificación de videos, ajuste de imagen corporativa en la plataforma, y preparación para salir en línea. Ahora, ¡estamos listos!, solo queda vivir esta nueva etapa en nuestros negocios. Gymbo Contigo es ya una realidad. En muy corto tiempo logramos lo que nunca pensamos: Tener una nueva comunidad de padres que podrán virtualmente desde sus casas, por medio de una plataforma de educación virtual especializada, ayudar a sus hijos a seguir con los protocolos que Gymboree tiene previsto para su crecimiento y fortalecimiento social.

 Definitivamente la unión hace la fuerza y detrás de cada problema se esconde una o más oportunidades. ¡Gymbo Contigo es una de ellas!

 

Share This